Bodas | Detalles de Boda

Votos matrimoniales

31 octubre, 2018
Votos matrimoniales
5 (100%) 4 votes

Votos matrimoniales, como escribirlos.

No dejamos de escuchar eso de “los votos matrimoniales” en películas, en las bodas de tus amigos, e incluso cuando te preguntan antes de la boda si los tienes preparados. Decimos esto de “preparar” porque cada vez con más asiduidad los votos dejan de ser el simple pero contractual “en la salud y en la enfermedad” para ser un manifiesto inspirado por aspectos más personales de tu propia relación.

Puede ser que tengas frases que llegan a representar tanto a tu pareja, de esas que anotas para el día en que tengas que decírselas en público a esa persona tan especial. O también puede ocurrir lo contrario, si te cuesta plasmar lo que sientes o escribir aquello que quieres decir, no te preocupes, vamos a darte las claves, ideas y contaremos todo para que te sea lo más fácil posible crear tus votos y que además queden perfectos.

 

¿En qué consisten?

Aunque están íntimamente ligados al matrimonio religioso, los votos están presente en la mayoría de las ceremonias de casamiento. Básicamente es una frase larga, o estrofa corta donde resumes un sentimiento, promesa o pretensión sobre la relación que

vas a afianzar en matrimonio. Aunque suelen ser cortos, los votos son cosa tuya, y si crees que es necesario precisar un poco más, no tienes por qué preocuparte. Es tu día.

A tener en cuenta…

Si tienes una imaginación y espontaneidad prodigiosa serás capaz de pensar en la opción de improvisar, pero te aconsejamos que los prepares, en sólo una frase que debe representarte y que tendrás que memorizar con mucho amor para recitarla a la perfección. No es que queramos presionarte demasiado, es que es un momento importante y tu pareja y todos los invitados estarán pendientes de ti en ese momento ¿te asustas aún mas? No te preocupes,

en tenerlo claro y ensayar está la clave.

¿Qué puedo decir?

Al igual que te decimos que no tienes porque limitarlo si no te apetece, te aconsejamos que en algunas ocasiones es mejor concentrarlo en pocas palabras que pueden decir más que una parrafada. La cuestión es mostrar la esencia de lo que seréis. Si la inspiración no está de tu parte, mantén la calma, acaba llegando, solo tienes que pensar en tu relación, en lo que simboliza para ti y en lo que quieres que se convierta. Si aún así eres de pocas palabras, puedes rehacer alguno que hayas visto anteriormente, o si te representa bien, decirlos tal cual. Hazlos tuyos.

Esa película que has visto tantas veces que memorizas los diálogos. O quizás esa que vistéis un domingo de pereza en el sofá mientras os tapábais con una manta. Esa frase.

“Dicen que cuando conoces al amor de tu vida,
el tiempo se para…
Y es verdad”.
(Big Fish, 2003)

“Siempre tuyo,
siempre mía,
siempre nuestro”
(Mr. Big a Carrie Brashdaw en Sexo en Nueva York, 2008)

“Lo más grande que te puede suceder,
es que ames,
y seas correspondido”
(Moulin Rouge, 2001)

“Quiero todo de ti,
para siempre,
tu y yo cada día”
(El diario de Noa, 2004)

“Quiero que seas tú la última persona con la que hable antes de dormirme por las noches”
(Cuando Harry conoció a Sally, 1989)

Esa canción que te pone los vellos de punta, que es escucharla y recordar vuestros primeros momentos juntos, que suena por casualidad en la radio y le dais volumen. Esa canción a la que siempre volver, quizás tenga la clave para jurar amor eterno.

“Porque todo de mí,
ama todo de ti.
Ama tus curvas y tus bordes,
todas tus perfectas imperfecciones.
Dame todo de ti,
y yo te daré todo de mi.
Tú eres mi final y mi principio.”

(All of me, John Legend)

“Podría permanecer despiertx sólo para escucharte respirar,
Mirar como sonríes mientras duermes.
A lo lejos, y soñando.
Podría pasar mi vida en esta dulce claudicación,
Podría quedarme perdidx en este momento para siempre”

(I don´t want to miss a thing, Aerosmith)

“Llevas años enredadx en mis manos
En mi pelo, en mi cabeza
Y no puedo más, no puedo más
Debería estar cansadx de tus manos
De tu pelo, de tus rarezas, pero quiero más
Yo quiero más
No puedo vivir sin ti, no hay manera
No puedo estar sin ti, no hay manera”

(No puedo vivir sin ti, Coque Malla)

Si nada de esto te inspira, siempre te quedarán los clásicos. El amor es una de las temáticas más repetitivas de la literatura y hay maravillosos escritos que podrán servirte en ese día tan mágico. Lo importante es que seas tú, que hables de tí, que desnudes algún sentimiento y lo cuentes, porque como dijo Shakespeare “El amor no mira con los ojos, sino con el alma”, y en ese momento, te mirarán con mucho amor y tus palabras estarán a la altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *